La vida en un castillo medieval

26 03 2010

Dentro del tema de la Europa feudal, los alumos de segundo de la ESO han realizado una redacción sobre cómo sería la vida en un castillo. A continuación reproducimos dos de las redacciones que han merecido la máxima calificación tanto por su contenido como por su redacción.

Castillo medieval por Eva Cueto Rey (2ºD de ESO)

La máquina del tiempo me ha conducido a un castillo medieval. Me he enterado que cumple dos funciones: residencial y defensiva. Éste está situado en un terreno elevado, rodeado por una gruesa y alta muralla, salpicada de almenas desde donde vigilan los guardias. Rodeando el exterior de la muralla hay un foso que se atraviesa por puentes levadizos. Decidí por uno de esos puentes y me encontré con un amplio patio desde donde se distribuyen los distintos elementos del castillo. Observé a varios niños jugar bajo la atenta mirada de sus madres, que a la vez tejían. A la derecha del patio central, unos campesinos recogían los utensilios de labranza y daban de comer a los caballos en las cuadras. De pronto, me sobresalté debido al replicar de una campana procedente de la capilla del castillo, que llamaba a sus habitantes a escuchar misa. Continué mi visita y sentí hambre al pasar junto al salón donde el señor y sus invitados se disponían a tomar un suculento almuerzo. Un sirviente corría hacia el salón con una jarra llena de agua fresca recién sacada del pozo.

Mientras el señor disfrutaba de su comida, aproveché para colarme en la torre principal, que se encontraba en el sitio más resguardado del castillo y donde descubrí la habitación privada del señor. Cuando iba a dar por concluida mi visita, gritos y risas llamaron mi atención, un grupo de personas formaban un corrillo en el centro del patio donde un bufón animaba la vida del castillo. No pude ver su actuación completa, ya que la máquina del tiempo esperaba para mi vuelta al siglo XXI.

Un día el castillo medieval por Sheila Díez Escárcega (2ºD de ESO)

Acababa de amanecer y en el castillo ya se escuchaba el trajinar de los siervos con las vasijas de agua del pozo y la cosecha del día para el señor. En las almenas se estaba produciendo el cambio de guardia y, por lo que parecía, todo estaba tranquilo, tanto dentro del castillo como fuera.

Desde la ventana de mi habitación, junto a los aposentos de mi padre, el señor del feudo, admiré el paisaje que se extendía a las afueras del castillo. Primero estaban las reservas y los pastos, después, los mansos de los campesinos y, rodeando todo este territorio, se encontraba el vasto bosque del que ya se escuchaban los tiros que anunciaban el comienzo de la cacería.

Me quedé así, contemplando el feudo, hasta que el sol estuvo en su cénit y decidí ir al salón. Allí, los siervos estaban sirviendo un gran banquete a los pocos nobles que no habían acudido a cazar. Yo, por mi parte, me senté en una lujosa butaca junto a un gran ventanal, en el preciso momento en el que una horda de caballeros vasallos de mi padre cruzaban el puente del castillo para reunirse con su señor.

Unas horas más tarde, mientras yo hablaba con mi madre y los nobles llegaban de su día de caza por los bosques, mi padre entró en el salón, escoltado por dos de sus vasallos, y anunció que deberíamos refugiarnos en la torre principal del castillo porque sus caballeros le habían informado de que se aproximaba un ataque enemigo.

Tras la declaración, el señor feudal salió de la estancia para organizar los ejércitos y reunirse con el rey. Mientras tanto, yo me pregunté qué sería del feudo tras la batalla que se avecinaba.

About these ads

Acciones

Information

2 responses

17 10 2011
Mariette Sparrow (pseudónimo)

Increíble, tienen una gran capacidad narrativa y los textos tienen un buen contenido. Hablan desde dos puntos de vista diferentes (la mirada del presente y la de aquel entonces) y comentan las dos funciones principales de un castillo medieval. Solo que en el segundo texto me faltó encontrar más allá de la descripción física del castillo, la vida dentro de éste, lo cotidiano. Pues, habla desde una persona noble.

10 03 2012
Mendoza

Extraordinaria narración, clara, natural, ligera. Realmente me parece que el narrador vivió cada uno de los párrafos relatado. Gracias-

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: