¿Por qué te obligan a ser madre?

8 11 2009
aborto

Manifestación contra el aborto en Madrid

 

Dentro de poco el gobierno de ZP  aprobará con la ayuda de la razón y el sentido común una de las pocas leyes que harán que cuando se recuerde su mandato en un futuro pensemos “Si al final no fue tan malo…”.  Esa ley maravillosa es la que va a permitir a las mujeres ser mamás si lo desean, me refiero a la ya tan famosa ley de la interrupción voluntaria del embarazo, para los que les cueste decir ley del aborto, o ley muerte para ciertos sectores extremistas que siguen viviendo en siglo XIX.

Dejando de un lado el tema de poder interrumpir la gestación del embrión a los 16 años sin la consulta de los padres (que yo personalmente no lo dejaría en 16 sino 14), quisiera comentar la manifestación “pro-vida” que se celebró en Madrid el pasado 17 de octubre convocada por varias asociaciones pro-vida, y apoyada, cómo no, por la jerarquía de la iglesia católica española, que todavía se empeña no sé por qué en imponer su moral y su manera de ver la vida sobre el resto de personas.

Según el manifiesto leído en dicha manifestación, los principales argumentos en los que se basan estas personas para pedir que no se apruebe la ley son según ellos: 1º  se privará a las mujeres de su derecho a ser madres obligándolas a abortar si no quieren seguir con la gestación, 2º con el aborto se está asesinando a una persona, 3º con la nueva ley se va despenalizar esta práctica, 4º la ley pretende imponer con carácter obligatorio en todos los servicios y centros sanitarios y educativos la ideología de género y su visión de la sexualidad y la persona. Ahora quisiera rebatir estos argumentos:

1º La ley no va a privar a nadie de ningún derecho; al contrario, va a dar más derechos a las mujeres, derecho a elegir, que sean ellas quienes decidan qué hacer: si lo quieren tener o no. Con la nueva ley las familias que apenas tienen para vivir no tendrán que cargar con otro peso más y las jóvenes no verán truncada su juventud y en muchos casos su niñez por culpa de una noche loca, porque sí sería un trauma ir a clase con una barriga de 6 meses y que tus compañeros te viesen como un bicho raro o pensasen otras cosas de ti.

2º Con el  aborto no se asesina a seres humanos siempre y cuando se respeten los plazos, la futura ley permitirá que se pueda interrumpir el embarazo de forma libre hasta la semana 14 y hasta la 22 en el caso de grave riesgo para la salud de la madre, teniendo en cuenta que la Sociedad  Española de Ginecología y Obstetricia defiende la viabilidad del feto (tiempo desde el cual este puede vivir por si solo) a partir de las 24 semanas. No se estará asesinando a ningún ser humano porque ese ser por así decirlo hasta las 24 semanas no tendrá vida propia.

3º  En cuanto a la despenalización del aborto, claro que hay que despenalizarlo, ¿es que acaso se comete algún delito? No se mata a nadie como ya vimos en el punto anterior, no se tortura a nadie, las mujeres que se someten y se someterán a una interrupción van por voluntad propia, nadie las obliga. Lo que debería estar penalizado es la persecución que distintos sectores radicales hacen a los profesionales que realizan estas prácticas.

4º  Con la implantación de la ley claro que los centros sanitarios estarán obligados a prestar este servicio, faltaría más que se hiciese una ley y no se cumpliese. Por otro lado, está bien que en los centros educativos se enseñe educación sexual para que las nuevas generaciones sepan qué son los embarazos no deseados y las enfermedades venéreas, cómo evitarlos y qué consecuencias pueden tener, qué son los métodos anticonceptivos y cómo se usan. Seguro que si se potenciara más el uso de los anticonceptivos el número de legrados se reduciría.     

Por último, quisiera decirles un par de cosas a los anti-abortistas. Primero, estamos en un régimen democrático y cada cual piensa de una forma y no puede ser que la moral de unos pocos impida el derecho a no ser madre de una mujer. Y, segundo, si tanto amáis y defendéis la vida de los seres humanos de verdad (los nacidos), en África cada día mueren miles de personas por culpa de guerras por diamantes, coltán o cualquier otro mineral esencial para mantener las economías occidentales o por enfermedades como la malaria, el cólera o el SIDA. Si queréis montar una “manifa” por la vida, ahí tenéis unas cuantas ideas.

Anakin.    

Anuncios

Acciones

Information

22 responses

8 11 2009
Raquel Pelayo

Somos conscientes de que este artículo de opinión trata un tema muy polémico y controvertido, así que os animamos al debate, pero siempre procurando respetar las opiniones ajenas y tratando de no ofender a nadie. Muchas gracias.

9 11 2009
Eduardo Gómez

Y tanto que tema polémico y controvertido, estimada Raquel. De hecho, ha sido elaborado y presentado bajo pseudónimo, lo cual ya es significativo.

Uno empieza a ver ya con cierta resignación a aquellos que se les llena la boca de democracia, libertad, tolerancia,… todas ellas palabras muy bonitas que, la mayoría de las veces no son más que eso, palabras, meras combinaciones de letras que poco o nada significan. Y es que obras son amores y no buenas razones. Leo en el artículo: “sectores extremistas que siguen viviendo en siglo XIX”, “jerarquía de la iglesia católica española, que todavía se empeña no sé por qué en imponer su moral y su manera de ver la vida sobre el resto de personas”, “sectores radicales”. ¿Es acaso la democracia patrimonio exclusivo de una ideología? ¿De cuál? ¿Qué ideología ha contribuido de una manera más firme a la implantación y generalización de la democracia? ¿Los extremismos sólo se dan en una de las partes que se enfrentan en torno a un determinado tema, en este caso, del aborto provocado?

De entrada quisiera dejar esto claro. Iré rebatiendo en la medida de lo posible lo recogido en este artículo.

9 11 2009
Eduardo Gómez

Veo en el artículo que lo que ha levantado ampollas ha sido la manifestación convocada por las asociaciones pro-vida. ¿Quizá sea porque se considera que ese derecho a la manifestación es privilegio exclusivo de ciertos sectores ideológico-sociales? No lo sé, pero en una democracia y en el ordenamiento jurídico español se reconoce ese derecho. Manifestaciones vemos todos los días, algunas con gran eco mediático, otras con una clara voluntad de silenciarlas; algunas con las que nos sentimos más identificados, otras con las que discrepamos de raíz. Lo que es evidente es que esta manifestación congregó a una gran cantidad de personas. Por cierto, con gran debate en cuanto al número de participantes: 2 millones según los organizadores, 1,2 millones según la Comunidad de Madrid, ± 250.000 personas según fuentes policiales, 55.316 personas según la agencia Lynce (y tanto, ¡qué precisión!) cifra esta última que enseguida se apresuró a airear la agencia EFE, agencia que en España suministra información y que depende orgánicamente del gobierno de turno.

Resumiendo, qué difícil es la tolerancia con los discrepantes.

9 11 2009
Eduardo Gómez

Entremos en el debate de los argumentos. Desde mi punto de vista hay dos afirmaciones peligrosas: una, que el aborto voluntario pueda convertirse en un derecho. Otra, que la vida comienza a partir de las 24 semanas de gestación. Y creo que hay que empezar rebatiendo la segunda para poder rebatir la primera.

Nunca en los debates sociales suscitados en torno al aborto provocado se entra en el debate sobre qué es la vida, cuándo empieza y cuándo acaba. Se elude el debate biológico del tema, y ello es peligroso porque deja la puerta abierta a la arbitrariedad. No se nos puede hacer creer que un feto de 24 semanas de gestación puede sobrevivir por sí mismo. Ni siquiera un recién nacido lo puede hacer, ni siquiera hasta tener una cierta edad lo puede hacer. Ni siquiera a partir de una cierta edad lo puede hacer. Y eso, ¿qué significa?, ¿que tenemos derecho de vida y muerte sobre aquellos que no pueden valerse por sí mismos? ¿quiénes somos nosotros para diferenciar un ser vivo de un ser humano concebidos en las entrañas de una mujer? Una reflexión en voz alta: si un ser concebido no es abortado, no hay una injerencia externa en su evolución: ¿en qué se convierte?

Aclarado este aspecto abordemos el segundo: ¿puede ser un derecho acabar con una vida? ¿es la vida un bien jurídico que las leyes de un país deben proteger? ¿es más derecho la voluntad de la madre de acabar con el ser concebido que el del ser concebido a vivir? Yo, simplemente os lanzo estas preguntas. A estas alturas de mi intervención ya sabéis lo que pienso. Y creo que en esto radica precisamente uno de los elementos esenciales más importantes de la nueva ley: convertir lo que era una despenalización en un derecho. Eso supone un cambio esencial en la manera de tratar el tema. Y es que se está creando un derecho arbitrario, y se abre una puerta muy peligrosa para nuestra propia supervivencia como sociedad: el relativismo moral. Las cosas son buenas o malas a conveniencia, los derechos se reconocen o crean al libre antojo de los legisladores. Entonces, ¿son personas los rubios, por ejemplo?, o en una sociedad donde haya más morenos pueden ser erradicados.

Resumiendo, una ley que da carta de naturaleza al relativismo moral.

9 11 2009
Eduardo Gómez

Se habla en el artículo de los profesionales que realizan la práctica del aborto. ¿Suena de algo lo que es el juramento hipocrático? ¿Qué es lo que se jura en él?

Los hechos son tozudos: más de 115.000 abortos provocados en España el año 2008. Muchos de ellos al margen de la legalidad pues es difícil asumir que se ajustasen a los tres supuestos de despenalización vigentes en la legislación vigente. Pero, ¿por qué no se dice toda la verdad? ¿Sabíais que se cobran 150€ en dinero negro, esto es, no declarado por cada aborto realizado? ¿Cuántos de esos abortos se hacen en la sanidad pública y cuántos en clínicas privadas? ¿No se buscará con esta ley facilitar el negocio a estas clínicas?
Y esta cifra me lleva a una nueva reflexión: ¿es ese número de abortos indicador incuestionable de lo bien que se hacen las cosas en materia de educación sexual? ¿Cuándo ha habido mayor educación sexual en las instituciones escolares que hoy en día? Si el resultado es ese… ¿no habría que plantearse cómo se da? ¿Qué se dice y hace en esas “charlas de los expertos”?

En resumen: el aborto es un negocio, aspecto éste que se pretende obviar mediante señuelos como es disfrazarlo de un derecho que reconoce libertades acorde con una nueva forma de pensar.

9 11 2009
Eduardo Gómez

Para finalizar, se dice en el artículo que los anti-abortistas ayuden a los enfermos de SIDA, a los pobres de África, etc…

Y yo lanzo la siguiente pregunta: ¿quiénes fueron los primeros que hablaron de una epidemia nueva en África a finales de los años 70-comienzos de los 80? ¿O es que el SIDA sólo surgió cuando afectó a miembros del “lobby gay holliwoodiense” y empezaron a repartir lacitos rojos? ¿Qué hacen los gobiernos con capacidad legislativa para que lleguen a esos países o zonas los medicamentos que ayuden a paliar este tipo de enfermedades? ¿Por qué las grandes multinacionales de la farmacia son intocables? ¿A quién se venden armas? ¿No es España hoy en día uno de los principales suministradores de armas a esas zonas en conflicto? ¡Ahhh, se me olvidaba!, que las armas que vende España no matan (esto se dijo así en una declaraciones con motivo de la última escalada bélica árabe-israelí).

Volviendo al tema, se achaca a los anti-abortistas una actitud hipócrita. Y yo me pregunto: ¿no es hipócrita ir a un programa de televisión a someterse a las preguntas de los ciudadanos y acabar haciéndose fotos con una chica síndrome de Down? ¿Por qué ya no hay apenas niños con ese síndrome entre nosotros?

Concluyo. El tema del aborto no es más que un eslabón más en la llamada teoría dominó en relación a la política poblacional del planeta. Y nuestra sociedad ya ha pagado su precio: no ha habido nunca una sociedad que haya sobrevivido a nuestras tasas de fecundidad y de natalidad. Es cuestión de tiempo.

Asistimos a una auténtica “crisis de civilización”, de una civilización que está dando sus últimos estertores. Nihil novum sub sole, las alcantarillas de Constantinopla se atascaron por los cadáveres de los niños que allí eran arrojados. ¿Dónde está la civilización bizantina hoy? En los libros de historia…

9 11 2009
Ignacio aveces Nacho

Bajar la ley a 14 años? estamos locos o que?
Una cosa es dar libertad a jovenes porque se supone que tienen un mínimo de sentido común pero no a niñas..

9 11 2009
Diego Cruz

Yo lo siento pero no daré mi opinión sobre el tema, sobre lo que si daré mi opinión es sobre que no me parece nada bien que se haya publicado el texto sin saber quién lo ha escrito, o si se sabe, por qué no ponerlo.

9 11 2009
Raquel Pelayo

No publicamos nada sin que se identifique el autor. Ha mandado el artículo en su propio nombre, pero nos ha pedido que lo publicáramos poniendo un seudónimo y desde la Administración hemos decidido respetar su petición. Eso es todo.

9 11 2009
Raquel Pelayo

Como era de esperar, la polémica está servida. A mí también me gustaría expresar mi opinión.
“El aborto es un negocio…” Retomo las últimas palabras de Eduardo. ¿Un negocio? Puede que sea un negocio para algunas personas, pero no creo que sea esta la manera en que lo definirían las mujeres que han abortado. Para ellas, el aborto habrá sido más bien un drama, una decisión difícil, un trauma por el que todas sin excepción habrían preferido no pasar. Creo que nadie se posiciona a favor del aborto porque le guste, y que a todos (salvo tal vez a quienes lo vean realmente como un negocio, qué negocio tan triste) nos gustaría que no existiera y que todos los embarazos fueran deseados. Sin embargo, la realidad es otra y darle la espalda no es la solución.

9 11 2009
Ana

Ayer, en El País, una colaboradora llamada Margarita Rivière, aportaba un artículo de opinión titulado “Aborto y paternidad responsable” (página 31). En él decía: “Hoy, que el sexo ha dejado de ser pecado -¿o no?- para transformarse en obligación y, de paso, en un negocio considerable, la responsabilidad de quienes respetan ese milagro que es dar vida es la de velar por las condiciones en las que nacerá y vivirá”. Considero, por un lado, que efectivamente el sexo ya es cuestión de obligación (el que no se lo monta, tonto) para dar la talla, para ser valorado, para creerse alguien importante. Pero nadie valora la sexualidad en su dimensión tan compleja. Una educación sexual es nuestra asignatura pendiente porque no todo vale ni se trata de poner remedio en casos extremos.
Por otro lado, este artículo apela a función de los padres y a la necesidad de que ellos, los varones, también decidan y no escurran el bulto, perdón, el hijo que han engendrado.
Por último, ojalá que quienes condenan, sepan orientar y dar pautas para que quienes se encuentran en semejante brete puedan tomar decisiones conociendo la complejidad del asunto, controlando emociones y siempre, siempre desde la libertad. Una cuenta pendiente de todos, no sólo de la jerarquía católica, es el respeto a todos y a la libertad individual.

9 11 2009
Raquel Pelayo

Y, como Eduardo, yo también os lanzo unos interrogantes (pero lo hacemos para que contestéis, ¿eh?):
Si la madre no es quién para decidir si quiere tener un hijo, ¿quién debe tomar esa decisión por ella?
Si nos atenemos a la ciencia, es evidente que hay vida desde el primer instante de unión del óvulo y el espermatozoide, entonces, ¿tomar la píldora del día después también es acabar con una vida? ¿Significa esto que en el caso de que un método anticonceptivo falle, solo podemos asumir la maternidad o cometer un delito?
¿La despenalización del aborto no contribuirá a acabar con esa “clandestinidad” que ha hecho precisamente que se convirtiera en un negocio, y que, además, ha dado facilidades a las mujeres con un determinado nivel socio-económico sobre las demás, que, en algunos casos, se han sometido a prácticas inseguras y arriesgadas para su propia vida?
¿Qué es preferible: que todos los embarazos lleguen a su fin, sean o no deseados, o que todos los niños que nazcan tengan padres preparados y dispuestos a ejercer una paternidad responsable?

Ya hemos opinado tres profesores. Ahora queremos saber lo que pensáis vosotros…

9 11 2009
Eduardo Gómez

Estimada Raquel, el aborto, como casi todo en esta vida, es un asunto poliédrico. Yo lo he tratado desde la óptica que ha sido tratado aquí, que entendí que es su dimensión pública, quizá de manera no acertada. Y en este contexto hay que entender mis aportaciones. Y en ese ámbito público es en el que lo considero un negocio. Simplemente hay que hacer el cálculo con las cifras que he dado.
Evidentemente, la esfera privada es otra cosa. Y la mujer que se ve en esa tesitura, por mucho que lo quieran adornar, es una víctima también del asunto. Eso sí, una víctima superviviente. Y es verdad que en ese sentido, la sociedad es hipócrita. Ante un embarazo, llamémosle no deseado, ¿apoyamos o criticamos? ¿comprendemos o juzgamos? ¿ofrecemos nuestro apoyo o excluímos?
Acabo con una frase lapidaria: “Dios perdona siempre, el hombre a veces, la naturaleza nunca”. Y el que tenga oídos que oiga.

9 11 2009
anakin

Ya veo que he provocado una gran polémica. Lo siento por aquellos que se sientan aludidos por lo de “extremistas” y otros calificativos que dedico a los anti-abortistas. Quiero matizar una cosa: con estas palabras me dirijo a las personas que vi en la tele leyendo los manifiestos. La sensación que me dejaron era de “estás conmigo o eres mi enemigo”. Es una opinión tan válida como la de los que son contrarios a la ley.

9 11 2009
Ana

Yo propongo abrir otro debate sobre cuestiones religiosas y su influencia en el mundo contemporáneo, para no salirnos del tema, si bien, desde luego, influye mucho en asuntos morales como el que nos ocupa. Sería un tema muy suculento que, animo, se podriá abordar también desde distintas asignaturas. Eso sí, no perdamos nunca la elegancia. No es que valgan todas las opiniones ni siquiera que todas sean respetables, como decía Savater, sino que el respeto lo merecen las personas. Tenemos un reto por delante, este del discutir, sumamente apasionante.

13 11 2009
cosmin

Parece que es un tema muy controvertido y no sólo porque se ve en la tele sino por los comentarios (hay muchos y de mucha clase). Bien redactado. Conociendo al autor este articulo es el más censurado de la historia.

13 11 2009
Ana

No censuramos ideas. Simplemente, y lo hemos recordado en varias ocasiones, moderamos el tono. Advertimos a sus autores de que el tono, en momentos muy puntuales, lo consideramos excesivo por rozar la descalificación o evidenciar demasiado desconocimiento sobre la realidad, y que, por ello, es necesario moderarlo. Nada más. Al final, uno decide si los consejos son adecuados o no, pero aquí hay unas pautas que se deben aceptar para poder publicar, pues no queremos herir sensibilidades. La polémica debe unirnos, abrirnos al otro, y no ser motivo de conflicto. Ante todo, las personas, no sus ideas.

13 11 2009
anakin

QUIERO DECIR QUE EN NINGUN MOMENTO ME HE SENTIDO CENSURADO y mis ideas han quedado reflejadas y esa era mi intención en el artículo las correcciones del texto han sido porque en algunos párrafos se salían del tema, y eran un tanto ofensivos.

18 11 2009
anakin

HOLA, SOY ALEJANDRO BRETO PUJOL, EL AUTOR DE ESTE POLÉMICO ARTICULO. GRACIAS A TODOS POR LEERLO Y COMENTARLO.

28 05 2013
Ana Campelo

Supongo que lo “políticamente correcto” y lo que se presume más “didáctico” hoy en día es decirles que se han de respetar todos los gustos, opiniones, decisiones… PUES LO SIENTO pero YO NO. Puedo respetar a quienes toman una decisión, que a mi juicio es equivocada, pero no tengo por qué respetar las consecuencias que de la misma se derivan y mucho menos cuando se trata del aborto. No escribo tan bien como Eduardo pero les voy a decir lo que pienso.
Sí, creo que la mujer o niña que aborta es una víctima. SÍ, pero una víctima porque ella así lo ha elegido… porque ha querido ser “no Madre”…( Lo he escrito bien, la frase no es “porque no ha querido ser madre”) y no me valen las razones de que es imposible alimentar una boca… de que es quitarle la juventud a una niña… de que es hipotecarle la vida…Yo ya soy muy mayor para creerme esas cosas…
Existen multitud de personas e instituciones ( sí, esas que algunos tanto parecen despreciar) dispuestos con su mejor voluntad a ayudar, a facilitar las cosas, a quitar el hambre y no sólo el de alimentos,a dar cariño y apoyo… Conozco a un montón de gente a quien se podría incluir en esa definición, gente que vive para los demás y… lo cierto es que me siento afortunada por ello. Sé que estarían dispuestos a todo por ayudarme, ayudarnos, ayudaros…
Quiero acabar diciéndoles que , para mí, la palabra más bonita que se ha pronunciado nunca, es MAMÁ y que nada hay en éste mundo más bonito, más alegre, más reconfortante,más cálido, más tierno, más… que la sonrisa de un bebé. Ellos nos hacen ser mejores personas. Es más, ojalá hubiera siempre un bebé en cada casa.
Un abrazo para todos.

29 05 2013
E. Cruz Torre Calvo

Entiendo que todos han dado su opinión sincera y desinteresada. Es un tema que abarca varias cuestiones, por tanto, difícil sintetizarlo. Voy a intentar dar la mía, perdón si va desordenada
En la sexualidad, -como en todo- una cosa es información y otra educación. Si, se tiene información, pero pienso que educación , no. Además lo de educar en esta materia, es muy relativo, según quien sea el educador,y hasta donde se puede ser objetivos, como en todo. Se puede decir que uses el preservativo a los catorce, cuando desde el punto de vista de la naturaleza, esa que dice Eduardo que no perdona, ese adolescente, aún no está preparado para las relaciones sexuales, ni física ni psicológicamente. Pero claro, hasta en un anuncio salía que en un Instituto, lo usaban todos. Eso, además de mentira, puede ser incitar, ya que el adolescente, no tiene una personalidad madura, su libertad está en pañales, bueno, no sabe elegir lo que se debe hacer , o no. Esto, en la mayoría de los casos. Lo hago porque lo hacen y me apetece, porque dicen…. Esto , pienso que es negativo. No están educados aunque sí, informados de lo que es una relación sexual y dudo , que sean plenamente conscientes- tampoco muchos adultos- de las consecuencias. Esto es una irresponsabilidad. El adolescente responsable, debe serlo en todo, debe elegir , pero es necesario que su voluntad y su libertad, estén educadas, maduras.
Después de esto,- reflexionando sobre opiniones- en el aborto no puede haber termino medio: Sí a la vida, dejar que siga viviendo o no a la vida y matar. Interrumpir un embarazo, es impedir que siga. Impedir que siga, es matar. Vida o muerte, no cabe otra opción.
Abortar, es ir en contra de lo natural que dice que en determinadas situaciones, se produce un embarazo. Esto lo saben, pero me dijo una madre de quince años que ella lo sabía, pero que no se molestaban en poner el preservativo, porque pensaban que no iba a pasar…
Respetar a las personas, con una cita de Savater, estoy de acuerdo.Las personas sí, las opiniones, por suerte, podemos discrepar que no quiere decir que no se respeten. Pero…¿Desde cuándo se considera que somos personas? Desde el momento que empieza una vida humana, ya somos personas, con los rasgos que nos caracterizan. ¿Qué es una semana más o menos? Yo escribí un poema en defensa de la vida y comparaba al feto con un capullo -metáfora- . El capullo, rosa incipiente, aún sin abrir, es algo insignificante, pero si se deja un tiempo, días o semanas, será una bonita rosa. Nadie rompe capullos…¿Si podemos matar fetos?Copio la última estrofa: “EL CAPULLO ES LA PROMESA,/ DE BELLA ROSA FLORIDA, / Y NO TRONCHAMOS CAPULLOS, / ¿ES MENOS LA HUMANA VIDA?”
Si alguna mujer, tiene problemas para tener un hijo, por favor, todos a ayudar, el Estado y los ciudadanos que podamos, pero si quiere abortar, es una irresponsable que no tomó medidas en lo que hizo y yo no quiero apoyar su decisión, yo me sumo a ayudar, no a matar. Si lo hace, que sea su responsabilidad, ni médicos, ni nadie más. Si algún insensato quiere negocios a costa de matar fetos, no merece llamarse médico, sino matón. Ya se ha mencionado a Hipócrates. Leí el Juramento hipocrático en la consulta de un médico y recuerdo algo así como que no se dieran ” pesarios abortivos “. Prohibe el aborto. No debe haber ley del aborto, debe haber leyes que ayuden a la mujer, antes, en y después del embarazo. Hay muchos matrimonios, dispuestos a adoptar y ayudar. Quien diga sí a la vida, tiene que decir, “NO” al aborto que es aniquilar una vida.
Perdón si alguna palabra es inadecuada. Estoy a favor de respetar la vida humana en todas las circunstancias y eso , por muchos motivos. Pienso que no hace falta ley,- yo veo una contrariedad- no se regula el asesinato, ni otras materias, pues esto,tampoco.
Gracias por leer esta larga opinión.

29 05 2013
E. Cruz Torre Calvo

El autor del Artículo dice al final que en Democracia hay que respetar el derecho de una mujer a no ser madre. Por supuesto, pero toda mujer, sabe lo que es su naturaleza y no podemos ir en contra de ella.
Es cierto que por culpa del egoísmo de algunos , mueren otros . Esa es la realidad, en Africa , por una causa. En cada lugar del mundo, por la circunstancia que sea, siempre “EGOISMO”. Nos debe doler profundamente- a mi al menos sí- que se sufra por lo que se puede evitar: Hambre, enfermedades controlables, etc. En esto, nos podíamos unir más, para ayudar a quienes lo padecen. Los que sufren son dignos de nuestro respeto y nuestro amor. Deberíamos defender al débil, pero…¿no sentimos también pena de quienes por unos diamantes-por ejemplo- son capaces de matar?Son seres humanos, sí, pero sin sentimientos. No les duele el sufrimiento ajeno que ellos causan.
De acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: