España tumba a otro grande

18 11 2009

Alejandro Breto Pujol / 2º A Bachillerato

“Que la chupen… que la sigan chupando…”, estas palabras fueron las que dedicó el seleccionador de Argentina, Diego Armando Maradona (D10S) a la prensa de ese bello paraíso del cono sur, al conseguir el pase a la fase final de la copa del mundo de fútbol en la República Sudafricana el año que viene. Pero, todo hay que decirlo, la clasificación distó mucho de lo que debería haber sido para toda una bicampeona del mundo, quedando 4º de su grupo y casi fuera de la cita por excelencia con el balón.

Podemos decir que los periodistas de la patria del Che tenían toda la razón al criticar a su selección y al entrenador, sobre todo cuando Bolivia les metió un 6-1 y vieron que los albicelestes jugaban a todo menos al fútbol. Este sábado quedó fiel reflejo de ello: se enfrentaban la Furia Roja y Argentina en el partido del centenario de la Real Federación Española de Fútbol. Una venía de lograr la clasificación directa 10 de 10 jugando como los ángeles; otra, de sufrir hasta lo último para meterse en el mundial. Una desplegó un fútbol de ensueño, como el que espero ver algún día en el Bernabéu; la otra dejó patente que no es la de México 86. Mientras unos acariciaban el balón, los otros iban a romper tobillos. Al final, lo que suele pasar en estos casos: 2-1 y victoria de la bicampeona de Europa, no exenta de polémica ya que D10S dejó caer la sombra del favoritismo arbitral hacia España. Tal parece que no hubiera estado en el partido porque si no, no me explico cómo puede decir eso. Somos nosotros quienes nos debemos quejar del arbitraje, que se tragó dos penales a favor de España y perdonó 2 ó 3 rojas a los argentinos. Diego, admítelo, perdisteis porque os dedicasteis a dar patadas no al balón, sino a los españoles: en los 45 primeros minutos solo dos llegadas a la meta del Santo; en los otros 45, dos más incluyendo el penal que metió la pulga.
De los primeros 45 minutos no comentamos nada, dominio total español que se tradujo en el gol de Xabi Alonso. Sin embargo, hay que mencionar que en los primeros 20 minutos de la segunda parte, España salió adormecida, boba, y ello se tradujo en el empate tras el penal cometido por el central madridista Albiol sobre el Atlético Maxi. Por momentos parecía que Argentina dominaba, pero es que ni así conseguía acercarse a Iker, hasta que España dejó de ser solo España y se convirtió en la Furia Roja: primero pase centrado de Cesc a la olla que Ramos cabecea fuera por poco; segundo, centro milimétrico de Jesús Navas,  para que Negredo la mande de cabeza a las manos de Romero (este chico se está ganando a pulso el sitio de Benzemá); y a la tercera, córner que saca Navas, Negredo no consigue enchufarla, despeje de la defensa sudamericana para que Xabi la empalme, mano y amarilla que no vio Di María penal y doblete del director de orquesta del Real Madrid.
Al final el resultado no muestra las carencias que tiene el combinado albiceleste, empezando por el entrenador que ha tenido que tragarse su “que la chupen” tras una sanción de la FIFA a su comportamiento, impropio del entrenador de un equipo que parece de todo menos una bicampeona del mundo. Nosotros no tendremos el mundial, igual lo conseguimos en Sudáfrica o en Brasil, pero por lo menos no vivimos de glorias pasadas.   

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

18 11 2009
Ignacio aveces Nacho

Argentina, por méritos propios ya no es un grande.

18 11 2009
alex

Digamos que el título sufrió alguna modificación por ser un tanto “despectivo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: