La Navidad en Meruelo

16 12 2009

Raquel Bueno y Paula Corrales / 1º ESO D

Meruelo es un pueblo con espíritu navideño: cuando llega la Navidad mucha gente se prepara para celebrarla.  

Una de las cosas que se hacen por Navidad es adornar las calles con luces. De esto se encarga el Ayuntamiento, que aunque estemos en crisis y con las luces se gasta mucha electricidad, sigue sin querer perderse la Navidad.

También, las niñas de Meruelo colaboramos para que las navidades sean lo mejor posible, nos encargamos de poner un BELÉN navideño, le ponemos en el subterráneo del Ayuntamiento de Meruelo, ponemos unos tableros y les llenamos de musgo, arena y figuritas que nosostras llevamos de nuestras casas y lo que no tenemos lo compramos en las tiendas de nuestro alrededor, por ejemplo “El Desván”, “Librería Salgari”… Este Belén se realiza desde hace tres años. Lee el resto de esta entrada »





En Noja, Navidades sobre hielo

16 12 2009

Javier Lavín Lezana / 1º ESO D

 

Este año 2009 la Asociación de Comerciantes de Noja ha tenido la feliz idea de instalar una pista de hielo en la Plaza de la Villa, frente a la iglesia.

La pista se inauguró el pasado domingo 6 de diciembre, que fue cuando heló, porque estaba prevista para el viernes 4 de diciembre, y estará abierta hasta el día 5 de enero de 2010.

La entrada cuesta 3 euros y el alquiler de los patines, 1 euro. Según el gasto en los bares y comercios de la localidad, te regalan invitaciones y además participas en un sorteo de ocho forfaits para esquiar en Alto Campoo.





Fotos para reflexionar

16 12 2009

Esta la fotografía que Jorge ha presentado al concurso.

Jorge Miguel Parada, de 2º de Bachillerato A, va a participar en el Concurso de Fotografía que, como ya anunciamos en la revista el mes pasado, convoca el Consejo de la Mujer de Cantabria.

Jorge ha decidido participar en el concurso porque tenía muchas fotografías sacadas en el Tíbet, en las que se pone de manifiesto no solo la situación de marginación y pobreza a la que están sometidas muchas mujeres, sino también los niños y la población en general. Por ello, le hemos pedido que nos enviara algunas de esas fotos a la revista, porque nos ha parecido una buena manera de estrenar la sección de Fotodenuncia. Este es el texto con el que Jorge ha acompañado sus fotos cuando nos las he enviado, y aquí os dejamos también una secuencia con las fotografías, que hablan por sí solas:

Espero que estas fotos se publiquen en la revista y que sirvan para que la gente se dé un poco de cuenta de la pobreza que existe en otros países y para que vean que los niños de otros países son explotados desde bien pequeños, al igual que es discriminatoria la situación que en ellos viven las mujeres. La foto que he presentado al concurso es la de una niña con un fardo de hierba a la espalda. Lee el resto de esta entrada »





A partir de “La catedral”

16 12 2009

A partir de un capítulo de “La catedral”, de César Mallorquí, Javier Setién ha escrito este texto precioso que compartimos con vosotros.

Javier Setién, 3ºC

Allí estaba yo, frente a aquella maravilla azul, a la que algunos llamaban según puedo recordar “El Mar”. Era inmenso. Un mar de sensaciones invadieron mi cuerpo. Comencé con la incredulidad, pues no podía creer lo que veía, era el mar aquella maravilla que según contaban era salada. Cogí con las dos manos un poco de aquel agua y lo probé para comprobar si lo que decían era cierto. “¡Puaj!”, pensé, estaba asqueroso. De pronto llegó la negación, “No, no puedo estar aquí”, me dije a mí mismo. Todo aquello era tan grande y tan hermoso que no podía ser cierto lo que mis ojos me estaban mostrando. Entonces la tristeza hizo acto de presencia, y comencé a llorar como nunca había llorado, pues tras tantos años vagando por el mundo, por fin lograba contemplar el agua que en nada se distinguía de las demás excepto por su oscuridad y por su Lee el resto de esta entrada »





Saber mirar

16 12 2009

Eduardo Gómez / Profesor de Geografía e Historia

“Lo que embellece al desierto es que en alguna parte esconde

un pozo de agua”.

 Antoine de Saint-Exupéry: El Principito.

Uno de los libros más especiales que he leído en mi vida es El Principito, del aviador y literato francés Antoine de Saint-Exupéry, que desapareció en el año 1944 en plena Segunda Guerra Mundial cuando sobrevolaba su país en misión de guerra. Un libro para leer y releer a lo largo de la vida, un libro de niños para adultos.

Un libro especial porque expresa con palabras sentimientos. Hasta ahí nada que no consigan otros escritores, esa es precisamente la principal misión de la literatura. Lo especial viene dado porque es capaz de expresar sentimientos mediante sugerencias. Cuando lees El Principito, no eres un lector pasivo que va asimilando una determinada historia. Te conviertes, inconscientemente, en protagonista, te obligas a parar en su lectura…, a reflexionarla…, a sonreír…, a llorar…, a sentir… Te das cuenta de lo mucho que te dice sin apenas decirte nada, percibes cómo lo realmente importante no está en lo que explicita, sino en aquello hacia donde te orienta. Es imposible leer este libro sin imaginar, no puedes entender este libro desde la lógica, necesariamente has de recurrir a tu corazón, a tus sentimientos, para exprimir todo su contenido. Todo él son auténticos fogonazos y, por ello, volverá a esta sección de la revista en el futuro. Algunos ya habéis aludido a él en vuestros comentarios a anteriores “destellos”.

La frase que hoy he seleccionado sintetiza esa valoración que acabo de hacer sobre el libro. Lo importante no siempre está en lo aparente sino en lo sugerente. ¿Qué tiene de bello un desierto? ¿Qué lo hace atractivo? A priori, nada. Lee el resto de esta entrada »