Dale vida a los sueños

23 12 2009

Eduardo Gómez / Profesor de Geografía e Historia

        “Dale vida a los sueños que alimentan el alma,
      nunca los confundas con realidades vanas.
      Aunque tu mente sienta necesidad, humana,
de conseguir las metas y de escalar montañas,
 nunca rompas tus sueños, porque matas el alma.

Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,
no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,
no les rompas las alas, que son de fantasía,
y déjalos que vuelen contigo en compañía.

Dale vida a tus sueños y, con ellos volando,
tocarás las estrellas y el viento, susurrando,
te contará secretos que para ti ha guardado
y sentirás tu cuerpo con caricias, bañado,
del alma que despierta para estar a tu lado.

Dale vida a los sueños que tienes escondidos,
descubrirás que puedes vivir estos momentos
con los ojos abiertos y los miedos dormidos,
con los ojos cerrados y los sueños despiertos”.

  Mario Benedetti

Será ésta mi última intervención en destellos por este trimestre que coincide también con el final de un año. ¿Qué elegir como último destello? ¿Algo relacionado con la Navidad? ¿Algo relacionado con la ilusión? Sin duda hubieran sido temas muy apropiados para estas fechas. Pero opté por echar la vista atrás, y vi a un poeta uruguayo que murió el pasado mes de mayo. Y encontré un poema que enlazaba con el tema del primer destello: los sueños. Y de pronto me di cuenta de que en él se contenían todos esos temas que me hubiera gustado tocar hoy: la ilusión, los sueños, la trascendencia,… Y aquí os le traigo, para compartirlo con vosotros; para, una vez más, intentar llegar a vuestros adentros, motivaros a la reflexión, conmover vuestro espíritu, provocar sonrisa en vuestra alma. Y por ello hoy os cito el poema entero, no una parte del mismo.

Y es que Mario Benedetti era de esos poetas capaces de llegar al corazón, manantial de sentimientos, uno de los pulmones de nuestro ser, uno de los epicentros de nuestra vida, una de nuestras esencias…

¿Quién se atreve a deslindar los límites entre la ilusión y los sueños? ¿No es acaso soñar recrear ilusiones? ¿No es acaso la ilusión fruto de la imaginación? ¿Y los sueños, de dónde proceden? Esos sueños aguardan, esperan a que llegue su hora, a que nos fijemos en ellos, a que les invitemos a caminar a nuestro lado. Permanecen en silencio, respetan nuestra libertad, viven expectantes. Y nosotros sabemos de su existencia, mas nos les prestamos atención, les dejamos que mueran de hastío, por miedo, por temor a que nos llamen locos. Y es que no está de moda soñar, menos aún revelar los sueños, vivir con ellos. Como si pudiéramos avanzar un solo paso sin ellos, como si fueran prescindibles en nuestra vida…

Esos sueños que ignoramos, que marginamos, que se nos ofrecen como fieles  acompañantes en nuestra vida nos permitirían ascender hasta tocar las estrellas, hasta acariciar lo sobrenatural, esa parte de nosotros de la que tampoco está de moda hablar. Gracias a los sueños, a las ilusiones, seremos capaces de tocar el firmamento, lo infinito, lo desconocido, lo trascendente, movernos en otra dimensión, la que nos hace humanos, especiales, únicos. ¿Quién no ha pensado alguna vez en estas cosas? ¿Quién no se ha formulado este tipo de preguntas? ¿Y quién, ante este tipo de interrogantes, no ha  preferido el silencio a afrontar el camino que nos permitiría desarrollar esas capacidades? Y todo porque ese camino transcurre por lugares oscuros que nos provocan miedo y que necesitarían de luz para ser transitados, Luz cuya existencia nos negamos a aceptar, Luz cuya necesidad nos negamos a reconocer. Y preferimos permanecer quietos, acallar esos interrogantes, adaptarnos a la oscuridad, renunciar…

Este poema de Mario Benedetti nos “verticaliza”, nos eleva, nos aconseja, nos sugiere,… es un bálsamo para nuestra alma,… es una espuela para afrontar nuestros miedos,… es un canto a la ilusión,… es un canto a la esperanza,… es un canto a la vida,… es una lámpara en el camino,… por todo ello lo elegí como mi regalo para vosotros en estas fiestas navideñas, fiestas de ilusión y de luz, fiestas de alegría y recuerdos, fiestas de balances y buenos propósitos…

Os deseo a todos, a quienes sois habituales de la revista digital del IES “San Miguel de Meruelo”; a quienes frecuentáis esta sección de “destellos”; a quienes habéis participado comentando alguna de las entradas; a quienes os habéis sentido “tocados” bien por el destello, bien por el comentario que le acompaña; a todos, os deseo una FELIZ NAVIDAD, unas fiestas que espero que viváis “con los ojos abiertos y los miedos dormidos, con los ojos cerrados y los sueños despiertos”…

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

23 12 2009
gonzalo

MUCHISIMAS GRACIAS EDUARDO POR TUS DESTELLOS
FELICES FIESTAS.

24 12 2009
Eduardo Gómez

Muchas gracias a ti, Gonzalo, por tus intervenciones y, sobre todo, por tu disposición y valentía a cultivar tu sensibilidad, a reflexionar y a plantearte interrogantes. ¡Feliz Navidad!

23 12 2009
Ana

¡En cuaderna vía! Increíble Benedetti. Han pasado ocho siglos desde aquellos autores del mester de clerecía, pero la cuaderna vía sigue de moda y además con temática religiosa. ¡Cuántes veces quienes se proclaman ateos son los que más iluminan el camino hacia esa Luz!
Feliz Navidad (con mayúsculas, y no como lo ponen en La 1 estos días. O es Navidad o no lo es).

23 12 2009
Raquel Pelayo

Eduardo, no podías haber elegido nada mejor como regalo para estas fiestas que un poema de Benedetti. Encuentro que cada uno de sus poemas es en sí mismo un destello. Nuevamente te respondo con otros versos del mismo autor, que me han venido a la memoria leyendo los que has escrito tú:

“No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo…”

Feliz Navidad (con mayúsculas) a todos los seguidores de esta sección y a quien ha conseguido hacer de ella un punto de encuentro y reflexión. Gracias.

23 12 2009
Ana E

Gran destello, Eduardo, para finalizar el trimestre. Como siempre, indaga en lo más profundo, en lo más sensible. Poco queda que añadir después de leer algo tan bello. Muchas gracias, de nuevo, por compartir estos rayos de “luz” con todos nosotros. Felices fiestas.

24 12 2009
Eduardo Gómez

Gracias a ti, Ana, por tu fidelidad a esta sección, y por compartir con todos nosotros esa sensibilidad que destilan tus intervenciones.
¡Feliz Navidad!

24 12 2009
musicameruelo

¡¡¡Qué maravillosas palabras para concluir los destellos de ete año!!! Felicidades Eduardo, espero que sigamos leyendo tus reflexiones durante mucho tiempo.
Mariajesús
Un abrazo para todos
Feliz Navidad

11 01 2010
Pilar

Precioso poema, Eduardo, muchas gracias, me parece estupendo felicitaros a tod@s el Año Nuevo con los versos de Benedetti. Quien guarda sus ilusiones permanece joven.
Un abrazo.
Pilar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: