Crêpes et galettes por Laura Sanchez Albo (2ºC)

28 02 2011

Nombre del plato: Les crêpes et galettes

Región: Bretaña

Descripción: Tortas de forma de disco hechas de harina, huevos, leche, mantequilla azúcar/sal.

Receta:

Ingredientes:

150 g de harina

4 huevos

1/8 litro de leche

mantequilla

sal para crepes saladas (entrantes)

azúcar para crepes dulces (postres)

Elaboración: Echamos la harina en una fuente y añadimos poco a poco, con la batidora de varillas, la leche, los huevos y la sal o el azúcar. La masa ha de quedar lisa pero no espesa.

La dejamos reposar 20 minutos y a continuación untamos una sartén mediana con la mantequilla y esperamos a que se caliente a fuego mediano. Echamos un poco de la masa y la repartimos para que ocupe toda la base de la sartén.

Una vez dorada la capa de debajo de la crêpe la despegamos con ayuda de una espátula y le damos la vuelta para dorar la otra cara.

Debemos repetir la operación de engrasar la sartén con cada crêpe.

Consejos de presentación: las crêpes saladas van bien con ensalada, queso, carne con salsa o verdura. Las crepes dulces con chocolate, mermelada o nata.

Laura Sánchez Albo (2ºC)

Anuncios




Quiche lorraine por Inés Blas (3ºC)

28 02 2011

Los ingredientes:

  • Para la masa quebrada:
    • 250 g de harina
    • 100 g de mantequilla
    • 1 huevo
    • 1 cucharadita de sal
  • Para el relleno:
    • 200 g de bacon ahumado
    • 200 g de queso Filadelfia
    • una cucharada de aceite
    • 250 ml de nata
    • 3 huevos
    • Sal y pimienta

Preparación:

Una vez hecha la masa, hacer una bola y dejarla reposar media hora en un lugar frío.

Echar todos los ingredientes del relleno en un recipiente y batirlo bien.

Extender la masa con un rodillo y ponerla en un envase redondo, untándolo antes con mantequilla, para que cuando lo metas al horno no se pegue la masa. Una vez puesta la masa sobre el envase, pincharla con un tenedor, para que no se abombe. Después añadir el bacon partido en trocitos pequeños y verter el relleno sobre el envase.

Meterlo al horno, durante una hora a 180º.

Cuando ya esté dorado, sacarlo del horno y desmoldarlo, con cuidado para que no se rompa la quiche lorraine.

¡Ya está lista para comer!

Inés Blas (3ºC)





Fondue por María Quintana (2ºC)

25 02 2011

Nombre del plato: La Fondue

Región: Suiza

Descripción: Queso derretido.

INGREDIENTES (4 personas),

400g de queso (mitad gruyere, mitad emmental)

300cc. Vino blanco,

1 pizca de pimienta blanca,

1 cucharadita de fécula de patata o maicena,

1 diente de ajo

1 barra de pan

ELABORACIÓN:

Cortamos el diente de ajo por la mitad y untamos con él las paredes del recipiente (“caquelón´´). Si no tenemos este recipiente se puede usar cualquier otro de barro que pueda ir al fuego.

Seguidamente cortamos el queso en trozos y lo introducimos en el caquelón.  Añadimos el vino blanco y la maicena. Espolvoreamos la pimienta y la nuez moscada y dejamos calentar a fuego medio.

Removemos (con una cuchara de madera) hasta que veamos que la fondue empieza a burbujear suavemente y el queso está completamente fundido. Anteriormente añadimos la maicena con el objetivo de que con el calor se separe el suero del queso.

Lo ideal es servirlo en el mismo recipiente en el que se va mojando. El pan lo utilizaremos para acompañar el plato. Cortamos el pan en cuadraditos y lo tostamos en el horno, unos minutos, para que queden crujientes y no se deshagan al mojarse en el queso caliente.

María Quintana Prieto (2º C)





Croissant por Angela Cano (4ºA)

25 02 2011

Nombre del plato: Le croissant.

Región: Francia.

Descripción: es una pieza de bollería hojaldrada de origen austriaco.

Ingredientes para 12 croissants:

Levadura de panadería: 30 gramos

Azúcar glasé: 15 gramos

Leche: 1 dl y 1/2

Harina: 450 gramos

Sal: 1 pizca

Mantequilla: 180 gramos

Huevos: 2 unidades (1 para dorar el croissant con una pizca de sal)

Elaboración:

En un bol, poner la levadura y el azúcar y mezclarlo con la leche tibia. Se deja reposar la mezcla durante 10 minutos. A parte, tamizar la harina y la sal y desmigar 30 gramos de mantequilla sobre la harina. Hacer un volcán con la harina y añadir, en el centro, un huevo batido y la mezcla de la levadura preparada anteriormente. Poco a poco, y con cuidado, se va llevando la harina hacia al centro mezclándola bien con el resto de los ingredientes. Se va trabajando la masa con las manos hasta que empieza a tener consistencia y se puede empezar a trabajar con el rodillo. Entonces se va añadiendo a la masa, un poquito de mantequilla blanda (se puede ablandar con la ayuda del microondas), y se continua trabajando hasta que, poco a poco, nos vamos quedando sin mantequilla. Cuando la masa ya esta bien trabajada y es homogénea, se envuelve con un trapo limpio y se deja reposar en un sitio fresco durante aproximadamente 30 minutos. Después se vuelve a trabajar ligeramente, se envuelve con el trapo nuevamente y se deja descansar durante unas seis u ocho horas. Cuando la masa ya está lista, se divide en bolas para que todos los croissants tengan aproximadamente la misma medida, se extiende la masa de cada croissant y se enrolla para darle la forma característica. Cuando ya los tenemos todos preparados se colocan en la placa del horno previamente aceitada y se pinta cada croissant con la mezcla de huevo batido y sal. Se dejan reposar 30 minutos más para que la masa suba nuevamente antes de cocerlos, se pintan con el huevo de nuevo y se meten en el horno a 180 grados durante 30 minutos. En caso de ser demasiada masa, es posible congelarla cruda, con lo cual sólo hay que descongelarla, darle la forma y hornearla cada vez que se quieran hacer nuevos croissants.

Angela Cano Viadero 4º A





Fondue por Lorena Blanco (2ºB)

24 02 2011

Nombre del plato: La Founde 

Región: Suiza

Descripción: Crema que contiene  queso, vino blanco seco, una pizca de pimienta blanca, nuez moscada, una cucharadita de fécula de patata o maicena, un diente de ajo y una barra de pan.

Receta

Ingredientes: 400 gr. de queso (mitad gruyère y mitad emmental), 300 cl de  vino blanco seco, una pizca de pimienta blanca, una nuez moscada, una cucharadita de fécula de patata o maicena, un diente de ajo y una barra de pan.

Elaboración: Cortamos el diente de ajo por la mitad y se unta con él las paredes de una cazuela especial llamada (caquelón). Si no tenemos este recipiente podemos usar cualquier otro recipiente que podamos poner al fuego.

Cortamos el queso en trozos y los introducimos en el recipiente. Añadimos el vino blanco y la maicena disuelta en un poco de vino. Echamos la pimienta y la nuez moscada y dejamos calentarlo a fuego medio.

Lo mejor es remover con una cuchara de madera hasta que veamos que la fondue empieza echar burbujas suavemente y el queso está completamente fundido. El objetivo de haber añadido la maicena es para evitar que con el calor se separe el suero de queso.

Lo ideal es servirlo en el mismo recipiente en el que se van ha mojar con los trozos del pan. Lo mejor es tostar los trozos de pan unos minutos en el horno, para que queden crujientes y no se deshagan al mojar en el queso caliente.

¿Cuánto se tarda?

Tiempo de preparación: 10 minutos.
Tiempo de cocción: 5 minutos.
Dificultad: Media.

¿Cómo se sirve?

La receta de fondue de queso suiza se sirve en el centro de la mesa, donde los comensales irán mojando el pan. Para que no se enfríe podemos poner debajo una vela calientaplatos, o una plancha eléctrica a baja potencia., aunque el barro refractario conserva bastante bien el calor. También se puede acompañar de patatas cocidas y verduras.





Ratatouille por Javier Setién (4ºA)

24 02 2011

Nombre: La Ratatouille

Región: Cote d’Azur Provence

Tiempo de Preparación: 30/45 min.

Descripción: Pisto

Ingredientes:

-500g. de Berenjena.

-500g. de Calabacín.

-4 cucharadas de aceite de oliva.

-200g de cebolla.

-2 dientes de Ajo.

-500g de tomates maduros y duros/tiesos.

-3 ramas de perejil.

-Sal y pimienta.

Preparación:

  1. Pelar y cortar en tiras de 7 a 8 cm. de longitud las berenjenas. Cortar el calabacín en círculos y pelarlo. Meter las verduras en un bol, cubrirlo y dejarlo reposar en agua 30 min.
  2. Freír la berenjena y el calabacín en aceite, un minuto por cada lado y retirar de la sartén.
  3. Cocinar las cebollas en aceite de oliva con la misma sartén a medio gas. Añadir ajo, sal y pimienta y revolver.
  4. Pelar los tomates y dejarlos hervir 30 segundos. Cortarlos en rebanadas. Ponerlos con las cebollas en la sartén. Tapar y cocinar a fuego lento durante 5 minutos. Quitar la tapa. Recuperar el jugo del fondo de la sartén y viértalo sobre los tomates. Subir el fuego y hacer hervir durante varios minutos hasta que el jugo se evapore.
  5. Poner un tercio de la mezcla junto a los tomates al fondo de una cacerola. Espolvorear con una rama de perejil. Después, la mitad del calabacín y berenjena. El segundo tercio de tomates. Espolvorear con otra rama de perejil. Después, el resto de calabacín y berenjena y al final, el resto de los tomates. Espolvorear con otra rama de perejil.
  6. Cubrir y cocinar a doble fuego durante 10 minutos. Retirar la tapa, verter todo el jugo de las verduras en una cuchara (o hay poco jugo o la cuchara es grande). Añadir sal y pimienta. Freír a fuego medio y sin tapar, durante 15 minutos. Echar el jugo sobre las verduras varias veces durante la cocción.

Servir: Frío o caliente.

Sugerencia de vino: De la Provincia Rosé des Cotes

¡¡Que aproveche!!

Webgrafía: http://www.cuisine-france.com/recette/ratatouille.htm

Autor: Javier Setién Rivas





Foie Gras por Laura Asensi (4ºB)

24 02 2011

Receta.

Nombre del plato: Foie gras.

Región: Francia.

Descripción: Es un plato típico de Francia a base de hígado de pato y suele prepararse en celebraciones. Éste es muy parecido al paté pero es más laborioso, más exquisito y un poco más caro si se compra en un supermercado.

Ingredientes de la receta: (Para 2 personas).

2 hígados de pato (foie gras) de 220 gramos cada uno.
15 gramos de sal fina.
2 cucharadas de pimienta blanca molida.
1 pizca de nuez moscada.
1 cucharada de azúcar de sémola.  ½ copa de Oporto o de Jerez.

Elaboración:

Con un cuchillo, se quitan las venas del hígado, después se le envuelve con sal y pimienta y se añade un poco de azúcar. Al final se humedece con Oporto o Jerez por ambos lados.
Una vez hecho esto, se tapa el hígado con papel transparente y se guarda en la nevera para que reblandezca durante doce horas. Una hora antes de trabajarlo y disfrutar de su consumo, se saca de la nevera para que se pueda moldear sin deshacerlo.  Lo siguiente que hay que hacer es colocarlo en un recipiente de cristal, aunque preferentemente es mejor que sea una terrina del mismo tamaño del hígado más o menos, procurando que no queden espacios vacíos en el interior del recipiente.
Se cierra la terrina de forma que no pase el aire. Luego se coloca al baño maría y se deja hervir aproximadamente treinta minutos a setenta y cinco grados. Si se quiere hacer en semiconserva (mi-cuit) solo tienes que tenerlo veinte minutos de cocción.
Después de haberlo hervido, se enfría en un recipiente de su tamaño con hielo para cortarle la cocción. Para que la terrina quede espesa, mientras se cuece el hígado al baño maría es mejor poner un peso encima para hacer presión. Una vez hecha, se guarda en la nevera y se sirve fría. La temperatura en la que se sirve el foie gras depende del gusto del consumidor. Hay personas que prefieren este mismo plato templado.

El único problema de este plato es que tanto el foie gras como el paté son alimentos con un alto nivel de calorías, grasas saturadas y colesterol, por eso es recomendable consumirlos moderadamente. El foie gras tiene mucho más colesterol que el paté, aunque también tiene más hierro y muchas más calorías. Es una receta bastante simple, pero la calidad del hígado es primordial, porque puede pasar a ser un plato empalagoso si no se obtiene una pieza de hígado buena o por no seguir los pasos debidos en su elaboración. Para que esta receta te salga bien, tienes que comprobar a la vez la temperatura y el tiempo exacto de cocción.  Hay gente que con este plato suele acompañarlo con un vino blanco dulce.

Laura Asensi Cobreros. 4ºB.