¿No somos química?

19 12 2011

Laura Asensi Cobreros / 1º A Bachillerato

Hoy en día conocemos el término química como la transformación de la materia. En estos cambios, microscópicamente las moléculas de las sustancias que hay al principio antes de ser transformadas y los átomos que las constituyen, se unen de una manera distinta y dan lugar a otras moléculas que forman las nuevas sustancias. Esto que se produce en el interior de las sustancias nosotros lo presenciamos con una serie de cambios y procesos, es decir, de manera macroscópica.

En verdad, la química en nuestra sociedad es mayoritaria, la podemos encontrar fácilmente en nuestro alrededor. A veces, somos capaces de visualizar los cambios producidos en una sustancia u objeto, pero en algunos casos, nos tenemos que conformar con saber que algo se ha producido a partir de una transformación química y por tanto se trata de un producto químico.

Ahora mismo, me encuentro en mi cuarto escribiendo este artículo pensando en la importancia de la química para nuestra sociedad. Pensando y pensando, me doy cuenta de que la mayoría de las cosas que me rodean, por no decir todo, han sido fabricadas a partir de una transformación química. Si miro a mi izquierda me encuentro con un teléfono inalámbrico y este está constituido por plástico, ese material flexible, resistente, poco pesado y aislante de la electricidad y el calor, formado por una unión de monómeros constituidos a su vez por átomos de carbono y de hidrógeno. En este caso, los plásticos se obtienen del petróleo, esa sustancia que hoy en día no sabemos cómo vamos a poder vivir sin ella. Como ya sabemos, el petróleo se originó en mares estrechos y profundos comunicados con el mar abierto. Con la sedimentación de cantidades ingentes de materia orgánica (plancton) y con ayuda de las bacterias, la fermentaron dando lugar al sapropel que a su vez origina el petróleo. Después, los químicos descubrieron que esa sustancia negra y viscosa se podría trasformar en diferentes productos para mejorar nuestro día a día, como por ejemplo: la gasolina, las resinas de las pinturas, todos los plásticos, las fibras plásticas textiles, etc.

Por otro lado, cuando nos encontramos mal y sentimos que estamos incubando algún virus sea el que sea, solemos ir al médico para que nos receten algún medicamento para su posible curación y cogerlo en la farmacia más próxima. Estos medicamentos que antes se obtenían únicamente de la naturaleza, ahora se realizan a partir de varios procesos químicos y de la interacción de elementos que nos sirven para nuestra sanación. Esto mismo ocurre con las vacunas ya que se obtienen a partir de algunos cambios químicos.

En cuanto a la alimentación, ¿no es el mismísimo Ferrán Adrià quien ha incorporado a su cocina el empleo del nitrógeno líquido para realizar sus maravillosos platos en “El Bulli”? Pues sí, este cocinero español experimenta en su laboratorio con la química para así poder impresionar a sus clientes en la época de apertura de su restaurante. Además, la química no solo está presente en la alta cocina sino también en la más cotidiana, como en la destilación de los alcoholes o en la fermentación que se produce en la levadura que forma el pan o en la del queso y el yogur.

Hasta ahora solo os he comentado la química que nosotros realizamos, pero también existe la química natural en la que se realizan transformaciones químicas con diversos objetivos, como es el caso de la fotosíntesis, la digestión y la respiración celular. La fotosíntesis, como ya sabemos, es el papel fundamental que llevan a cabo las plantas para su nutrición, a partir de sustancias inorgánicas como el agua y las sales minerales y el aporte de la luz solar y el CO elaboran su materia orgánica y expulsan oxígeno. En cambio, los animales y el ser humano realizamos la digestión y esta consiste en formar nuestra materia orgánica a partir de las sustancias orgánicas del medio. Por otro lado, estaría la respiración celular que la realizamos tanto las plantas como los animales y este proceso requiere de materia orgánica y oxígeno para así obtener energía, CO2 y otros desechos.

Aunque estemos implicados en algún proceso químico anterior como el de la digestión o la respiración celular, nosotros realizamos más procesos de los que siempre se suelen poner como ejemplos de transformaciones químicas. Simplemente, cuando realizamos algún deporte o estamos felices segregamos en una parte del cerebro endorfinas y eso es química. No solo cuando estamos eufóricos o felices segregamos hormonas, sino también cuando nos dan un susto y tenemos miedo. Esto provoca un cambio en nuestro interior, la sangre fluye a los músculos mayores para prepararles para la huida y el corazón bombardea dicha sangre a gran velocidad para transportar la adrenalina a las células. Además todo el mundo ha oído decir que cuando dos personas están enamoradas parece que entre ellos existe “química”, pues esto es verdad. Cuando nos enamoramos se produce mucha actividad en la base del cerebro llamada área ventral tegmental y ahí se fabrica dopamina, que es un estimulante que nos proporciona sensaciones de plenitud, euforia o simplemente cambios de humor. Actualmente, algunos científicos como Helen Fisher, antropóloga canadiense, han comenzado a analizar el amor y han descubierto los procesos químicos que se realizan en nuestro cerebro cuando amamos a una persona.

Para terminar, me gustaría recalcar que cada vez que pensamos, o tenemos una motivación, o experimentamos una emoción, siempre se trata de química. En realidad, todo lo que nos rodea tiene que ver con ella y gracias a su existencia hemos mejorado nuestra vida y no podemos vivir sin utilizarla, pero como casi siempre suele pasar, la química de las industrias tiene alguna consecuencia, y esta tiene que ver con su repercusión en el medio ambiente. En definitiva, ¿no somos química? La respuesta es sí, por eso existimos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: