¿Suprimir la música?

17 10 2012

Por Coral Ruiz del Olmo Santiesteban / 4º ESO B

En los últimos días, se han oído rumores de que la Música puede dejar de ser una asignatura en ciertos cursos en los colegios e institutos, lo que me ha sorprendido bastante negativamente. Se ve que al parecer la música ya no es importante e incluso el ministro de Educación, Wert, ha insinuado que es una asignatura que ‘‘distrae’’.

En mi humilde opinión, la música tiene una gran importancia educativa ya que favorece el desarrollo integral de la persona estimulando su creatividad, sensibilidad, trabajo cooperativo, disciplina, esfuerzo, desarrollo mental etc. como lo han reflejado numerosos estudios a lo largo de los años.

¿Cómo se puede confundir el distraer con el que sea motivadora? Porque sea una asignatura a la que generalmente los alumnos acuden de manera más relajada no significa que no esté cumpliendo con su labor de formación ya que toca diferentes campos como por ejemplo las matemáticas puesto que no hay olvidar que con el pulso y el ritmo se están trabajando fracciones y así con el resto de asignaturas consideradas elementales.

Para terminar, yo sugeriría que las personas que tienen en sus manos el futuro de la educación de este país, se dejaran asesorar por personas expertas en el tema antes de modificar el actual modelo educativo español, pues algo tan importante no puede variar en función de las ideas políticas de los gobernantes.

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

17 10 2012
musicameruelo

¡¡Cómo me alegro de leer estos argumentos en palabras de una alumna!! Te felicito Coral, es un orgullo tener alumnos como tu que valoran tanto la música y son capaces de ver su potencial educativo. Esta misma semana voy a publicar un artículo en el portal Educa con TIC relacionado con este tema, lo pondré en la revista para que todos podamos reflexionar un poco más.
¡Saludos!

18 10 2012
Coral ♬

Gracias Mª Jesús, a ver si entre todos logramos hacer ver que la música si educa y es importante.
¡Saludoos!

17 10 2012
Juan Carlos de Miguel

Fantástica reflexión Coral. Me consta que tus palabras reflejan lo que muchos de nuestros alumnos piensan sobre esta asignatura pero no es fácil leerlas tan bien escritas. Enhorabuena y gracias.

18 10 2012
Coral ♬

Muchas gracias Juan Carlos, por suerte, es verdad que muchos alumnos piensan igual. Ahora ya sólo falta que, los que tienen en sus manos la educación, se den cuenta de lo importante que es.
Gracias, de nuevo y ¡saludoos!

8 12 2012
Annonymics

Pamplinas, desde la primera palabra hasta la última, no hay ni una muestra de objetividad a lo largo de todo el artículo. La música es tan suprimible como la Educación física o la Religión/estudio. A nivel educativo, que es el principal motivo de un IES, educar, la música tiene una repercusión mínima en el desarrollo de su respectiva educación y me explico. En la mayoría de centros los alumnos acuden a la materia como una asignatura que se aprueba casi por la cara, signo de su deficiente importancia a nivel educativo. Y en segundo lugar, gran parte de los alumnos que cursan música pretenderán hacer un módulo de grado medio o Bachiller, y tras ello un módulo de grado superior o, una vez aprobada la PAU, entrar en la universidad. Una vez que se ha hecho referencia a este último tema cabe recordar que la música no tiene cabida en absolutamente NINGUNA de las carreras o módulos que hagan dichos estudiantes, a excepción de los módulos o carreras relacionados con la propia música, los/las cuales probablemente estén cursados por, y me lo juego todo con un “all in”, aún menos de un 7 %.
Podría seguir poniendo más refutaciones pero considero que ya son suficientes.
Un saludo y ánimo con lo de la objetividad, se te va un poco de las manos.
PD: Quizá tengas algo de disculpa con el tema de la objetividad al tratarse de un artículo de opinión.

16 12 2012
Annonymics

He escrito dos comentarios respecto a este artículo y ni uno sólo ha sido aceptado, siendo ambos políticamente correctos en todas sus facetas.
¿La verdad duele acaso? ¿La libertad de expresión para lo que nos interesa?
Ya que estamos dejo otro recado. El otro día reflexionando sobre las reformas en educación, concretamente, y las respectivas respuestas ante estas por parte del profesorado, en un primer momento pensé que lo de las camisetas verdes, huelgas y todos los rollos que os montáis iban, en parte, por el hecho de la privatización del acceso universitario. Sin embargo, la verdad más allá de ese motivo, os rebeláis no por el motivo citado, si no por vosotros mismos. Supuse demasiada empatía, lo que me extrañó. Tales respuestas a las reformas vienen dadas por el opio de la sociedad, el dinero. Que os supriman la paga de navidad y demás motivos, a pesar de reduciros el IRPF, es el verdadero motivo de todo, es así como digo, que el dinero os puede, pero no el dinero en sí, si no el hecho de querer más y más y más…¡qué sois ansia viva!. Ahora bien, anda que no sois listos ni nada que hacéis creer al alumnado que os pronunciáis por lo de las becas y motivos universitarios, engañaréis a los recién llegados sin suficiente edad para ver la realidad pero no al resto.
Y ahora, para despedirme hasta nuevo aviso, si queréis ponéis este artículo en las paredes del instituto, que esto es lo que mueve e interesa a los chavales y chavalas del alumnado, y no papeles en inglés sobre Charles Dickens, que no entienden ni los profesores mismos.

Anónimamente, annonnymics.

17 12 2012
Raquel Pelayo

Querido Annonymics.

Lamento muchísimo el retraso que se ha producido en la publicación de sus dos maravillosos y constructivos comentarios, pero últimamente no he tenido mucho tiempo de entrar en el blog de la revista (porque, aunque usted no lo crea, aparte de ponerme una camiseta verde los miércoles, también preparo clases, organizo actividades, corrijo exámenes, cuadernos y trabajos, y muchas otras cosas por las que nadie me paga de más, como publicar textos y comentarios en esta revista y en mi blog personal de clase). Lo digo porque como usted cree que solo nos mueve el dinero… no sé qué explicación le atribuye a que hagamos infinidad de cosas por las que nadie nos paga. Seguro que tiene una oscura y retorcida explicación para eso también. Estoy ansiosa por leerla.

No voy a entrar mucho en el tema de su opinión con respecto a la Música. Simplemente me parece tan respetable la suya como la de la alumna que ha escrito el artículo (que, obviamente, no ha pretendido ser objetiva en ningún momento, tal vez usted no tenga muy claro lo que es un artículo de opinión y ese sea el problema). Su comentario tampoco es objetivo en absoluto, ¿o es que usted, querido Annonymics, es poseedor de la verdad absoluta? ¿Lo de ella es opinión y lo suyo una verdad como un templo, no? En mi opinión (subjetiva, claro, así son todas las opiniones), pensar que los alumnos solo deben estudiar en el instituto materias que vayan a cursar en los módulos o carreras a los que vayan acceder en el futuro es tener un concepto tan parco y triste de la formación de las personas que no me merece más comentarios.

Por otra parte, con respuesta a su otro “recado”, efectivamente los “rollos” que nos montamos, como usted los llama, no se deben a que se vaya a privatizar el acceso universitario (no le veo muy bien informado). Se deben a que creemos en una educación pública de todos y para todos. Se deben a que nos da rabia que la Consejería de Educación se gaste dinero en dar conciertos a centros segregadores o dotaciones económicas a instituciones privadas con la excusa de que hagan evaluaciones externas, por ejemplo, mientras en los centros públicos se cierran aulas de dos años, se sube la ratio de alumnos por clase o no se mandan a tiempo profesores para hacer las sustituciones. Se deben a que estamos en contra de una ley que concibe la educación como mercantilización y que va a ser discriminatoria y separatista con los alumnos, especialmente con aquellos que tengan más necesidades. Se deben a eso, entre otras muchas cosas de las que me imagino que ya será conocedor, pues supongo que como ha reflexionado usted tanto sobre el tema, ya habrá leído el anteproyecto de la LOMCE y sabrá de lo que le estoy hablando.

Yo personalmente no pretendo engañar a nadie. Ni a los recién llegados ni a los más experimentados y listos como usted. No tengo ningún interés. Solo me llama la atención su capacidad de generalizar hasta el punto de afirmar que los profesores somos “ansia viva”. Me da hasta la risa. Si fuera “ansia viva” de dinero le aseguro que nunca me habría dedicado a la docencia. A lo mejor me habría metido en política, eso sí.

Y, por último, decirle que en esta revista la libertad de expresión es para todos, obviamente. Incluso para aquellos que solo se atreven a opinar anónimamente dejando nombres de correo tan serios como culete@hotmail.com y escondiéndose bajo sobrenombres ridículos. Aprovecho también para decirle en mi nombre (porque no tengo nada que ocultar) que no, que no voy a poner este artículo en ninguna pared del instituto (no se ofenda, pero creo que se sobrevalora como escritor y yo me quedo con Dickens y con los textos que, según usted, los profesores, que aparte de avariciosos, perversos y manipuladores somos tontos, no entendemos).

Atentamente, que no anónimamente.
Raquel Pelayo.

17 12 2012
musicameruelo

Solo tengo una cosa que decir..Qué mala es la envidia y que triste la valentía sustentada en la ignorancia y en el anonimato.

Felices Fiestas

18 12 2012
Jaime Cuesta

Annonymics, ardemos en deseos (ya que somos llama de “ansia viva”) por saber quién se esconde tras sus críticas. Un par de comentarios:

.- ¿Conoce usted el concepto de fiscalidad progresiva? Significa que el que menos paga menos cotiza y al revés. Si ALGUNOS profesores cotizan menos es porque ganan menos. Eso pasa en nuestro colectivo y en todos. Sin embargo, olvida usted decir que, a lo largo de una carrera laboral de 40 años, uno pasa por diveras escalas salariales y no es raro que, tras un aumento de sueldo, se termine ganando menos que el mes anterior. ¿Por qué? Porque al ganar más se cotiza más y, como resultado, la ganancia neta disminuye.

.- Mucho me temo que su artículo no vaya a sustituir a Dickens en las insípidas paredes de nuestro centro, al menos hasta que no corrija las abultadas faltas de ortografía que contiene.

En fin, un poco de seriedad y de respeto hacia quienes muestras sus opiniones, hombre. Yo respeto hasta al que piensa como yo, y eso que de la nueva ley apoyo hasta las enmiendas de la oposición (es un decir). RESPETO: eso es lo que hace falta en este país. Y un poco más de valentía. Un saludo.

Jaime Cuesta

22 01 2013
Pilar

Mi querido Annonymics, con todos mis respetos, me abstengo de valorar tus palabras porque no me merece ningún interés lo que alguien pueda opinar sobre un tema objeto de estudio, sea el tema que sea, al que no haya dedicado miles de horas y esfuerzo de su vida.
Respecto a la Música, la opinión de Coral, que comparto plenamente, puede ser “subjetiva,” mas no su objeto de estudio, que es la Música, término griego que significaba en la Antigüedad la sabiduría universal, puesto que iba unida al culto a las nueve Musas, divinidades patrocinadoras de todas las Ciencias y las Artes. No voy a detenerme en los trabajos que sabios como Pitágoras, Platón, Leibniz, Mattheson, Schopenhauer, Nietzsche y tantos otros, dedicaron a la Música, para los que la Música era importante. Por supuesto, pasaré por alto la multitud de estudios científicos neurológicos que refrendan la importancia de la Música. Te invito, si quieres y si tienes tiempo, a visitar páginas como mit.ocw.universia.ne/Brain-and-Cognitive-Sciences/ (Estudios sobre la Música y la actividad cerebral del Instituto Tecnológico de Massachusetts) y http://www.amc-music.com/musicworks/docs/esp/Music_and_the_Brain.doc (Breve resumen de numerosos trabajos sobre la Música.) Tal vez estas lecturas cambien tu opinión o tal vez no, para ello hace falta echarles las horitas, como para aprender casi todo en la vida. Me dirás que a qué santo viene esto, pues a animarte a que profundices un poco en el objeto de estudio de tus comentarios y a que, antes de opinar sobre cualquier tema, en el foro que sea, te informes previamente sobre aquello que quieres opinar, que parece lo más aconsejable, por esto de evitar divagar con el bajo vientre y emitir ventosidades.
Respecto al uso del anonimato a la hora de expresar las propias opiniones, comentar que me parece tan cobarde como quien critica a alguien que no está presente y que, por lo tanto, no se puede defender. (Por cierto, un juez imparcial escucha a todas las partes y coteja las pruebas antes de dictar sentencia; esto de “tirar la piedra y esconder la mano” cuadra mal con la ética y la estética.)
En cuanto al trabajo y sudor de la gente, decir que me merece el mayor de los respetos todo trabajo y salario ganado honradamente. Sea el trabajo que sea, igual da del ámbito público que del privado porque juegan, si te fijas, a engañarnos y a enfrentarnos a unos contra otros, esto sí que interesadamente, y “divide y vencerás.” (Obviamente, en la enseñanza, si alguna vez te dedicas a ella, -entonces seguro que puedes hablar con conocimiento de causa,- verás que no sólo no se gana dinero, sino que más bien se pierde. Si tu objetivo en la vida es crematístico, mejor dedícate a otras cosas, Raquel te ha dado excelentes ideas al respecto.)
Bueno, Annonymics, agradezco tu interés en leer mi comentario, si llegas a leerlo, y te deseo lo mejor. Que la Música te inspire, seguro que te acompañará en muchos momentos de tu vida, aun sin tú saberlo.
Un abrazo.
Pilar Cano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: